Familia



A mi abuelo, José García Gómez



Lo conocí a través de la música que nos regaló. He podido estudiar e interpretar con orgullo sus composiciones, obras escritas por un Maestro. Fue tan grande su legado que en Castellón cada año resuena su "Rollo y Caña" en las Fiestas de la Magdalena, uniendo a todos los castellonenses en el cantar de un solo himno, el tarareo de una sola melodía. 

Natasha García-Guinot



A mi padre, Pepe García



Cuando era pequeña mi padre nos llevaba de excursión a toda la familia. Mientras íbamos en el coche nos cantaba “La Sonata de Beethoven” o “la sonatina de Clementi”  y nos animaba a mis hermanos y a mi a cantar con él. Gracias a esos tarareos aprendí las notas, así que cuando me senté al piano por primera vez con seis años ya tenía mucho camino recorrido. 

 

Mi padre ha sido mi maestro, un maestro con una sensibilidad especial y una gran técnica, que desde pequeñita me enseñó a amar la música.

Mi guía y consejero, pues marcó mis pasos y me brindó la oportunidad de ser pianista.

Un hombre al que admiro profundamente por la belleza de su corazón.

 

Entre sus muchos consejos, quisiera destacar el que siempre me acompaña “cuando toques el piano disfruta de cada nota”.

Natasha García-Guinot